¿Es segura la pintura acrílica para mascotas? [Painter’s Pet Safety Tips]

Sí, la pintura acrílica es apta para mascotas si está etiquetada como «no tóxica».

La pintura acrílica es a base de agua y es soluble en agua cuando está húmeda. Debido a que contiene acrílico como aglutinante, se vuelve resistente al agua cuando se seca. Todas las pinturas acrílicas no tóxicas son seguras para mascotas.

Los estudios han demostrado que la mayoría de las pinturas acrílicas son básicamente no tóxicas y respetuosas con el medio ambiente. Por lo tanto, se pueden usar de manera segura en y alrededor de mascotas domésticas comunes, como gatos y perros, sin representar ninguna amenaza para su salud.

También puedes usar pintura acrílica en perros y gatos para pintar las patas. Algunas pinturas acrílicas incluso podrían manchar sus pieles. Todo esto no causará ningún daño ni representará ningún riesgo para la salud de las mascotas, siempre que sea un contacto externo.

Pero no todas las pinturas acrílicas están etiquetadas como no tóxicas, algunas son tóxicas y requieren un manejo cuidadoso.

La buena noticia es que siempre se indica en la etiqueta si la pintura acrílica es tóxica o no. Siempre es mejor revisar las etiquetas de la botella de pintura acrílica para verificar si no es tóxica o no.

Más aún, incluso si la pintura acrílica no es tóxica, el modo de aplicación puede ser peligroso para las mascotas. Por ejemplo, si estás pintando con aerógrafo o lijando pintura acrílica, partículas finas de pintura acrílica volarán por el aire.

Si su mascota inhala estas partículas, la pintura acrílica quedará atrapada en sus pulmones y puede representar un riesgo para la salud.

Si estás pintando con aerógrafo o lijando pintura acrílica, hazlo en un ambiente bien ventilado. Esto se convierte en una actividad segura para ti y tu mascota.

Finalmente, no puedo garantizar la seguridad de la mascota en caso de ingestión. Al ser pintura a base de agua, la pintura acrílica no debería causar ningún daño a su mascota si se ingiere en pequeñas cantidades. Los informes también han demostrado que la pintura acrílica es segura para que los gatos y los perros la laman y la coman en pequeñas cantidades.

Si se ingiere pintura acrílica en grandes cantidades, es probable que las mascotas sufran malestar estomacal, náuseas y/o diarrea durante algunos días. Pero la pregunta es, ¿cómo determinas si la cantidad ingerida es pequeña o grande?

Para terminar, la mayoría de las pinturas acrílicas son seguras para mascotas y la exposición dérmica no debería causar daño. Aunque para algunas mascotas, la pintura acrílica puede irritar la piel y las membranas mucosas, aun así, no debería representar ningún riesgo para la salud. Pero debes tener cuidado y no permitir que tu mascota ingiera pinturas acrílicas.

Si su mascota encuentra la pintura acrílica tan repulsiva que vomita, debe mantener a su mascota alejada del acrílico o visitar una clínica de mascotas.

¿La pintura acrílica es tóxica para las mascotas?

Sorprendentemente, la respuesta a esta pregunta es sí y no, ya que no hay una respuesta única.

Sí, algunas pinturas acrílicas son tóxicas, especialmente aquellas que contienen pigmentos e ingredientes peligrosos como plomo, cromo, cadmio, manganeso y cobalto. Por otro lado, las pinturas acrílicas marcadas como no tóxicas en sus etiquetas no son tóxicas para las mascotas. Los ingredientes y la presencia de toxinas en la pintura acrílica determinan si es tóxica para las mascotas o no.

Eso sí, todas las pinturas acrílicas son a base de agua pero están unidas por un soporte a base de plástico. Con base en estos hechos, algunas mascotas pueden encontrar que los ingredientes de las pinturas acrílicas son tóxicos para ellos, mientras que otros pueden no verse afectados por los ingredientes.

Conejos

La pintura acrílica contiene algunos pigmentos químicos y microplásticos que son dañinos para los conejos. Esto hace que la pintura acrílica no sea segura para los conejos. Si los conejos mastican pintura acrílica, ingerirán estos ingredientes dañinos y pueden lastimarse.

Si tiene un conejo como mascota doméstica, no se recomienda la exposición a la pintura acrílica.

Debido a su cercanía al suelo, los conejos roen casi todo lo que está cerca y no se puede saber cuándo roe la pintura acrílica.

Perros

Las pinturas acrílicas no se consideran tóxicas para los perros solo si se consumen en pequeñas cantidades. Si se ingieren en grandes cantidades, las pinturas acrílicas pueden ser tóxicas para los perros.

En tal caso, el perro puede experimentar problemas de salud como diarrea, vómitos, náuseas, temblores, depresión y/o dificultad para respirar.

La exposición dérmica no es tóxica para los perros, ya que la pintura acrílica se puede lavar fácilmente con agua. Esto significa que las pinturas acrílicas son seguras para las patas de los perros. Pero antes de aplicar pintura acrílica en la pata del perro, revise cuidadosamente si hay rasguños o cortes.

Si a tu perro le gusta masticar cosas, es mejor no acercarlo a las pinturas acrílicas para evitar problemas de salud.

gatos

Al igual que para los perros, las pinturas acrílicas no deberían ser tóxicas para los gatos si se ingieren en pequeñas cantidades. Sin embargo, te aconsejo que le des al gato un poco de agua para diluir la pintura. Esto evitaría cualquier incidencia de malestar estomacal.

Ingerir grandes cantidades de pintura acrílica puede ser tóxico para los gatos y esto puede provocar náuseas y vómitos. En tal caso, visite a un médico de mascotas inmediatamente. La exposición dérmica no es letal, aunque puede provocar irritación de la piel y las mucosas.

Le recomiendo que verifique si hay cortes o rasguños antes de aplicar pintura acrílica en las patas de su gato.

Aves

La pintura acrílica no es tóxica para las aves excepto las que contienen plomo. Por lo tanto, las pinturas acrílicas que contienen plomo son tóxicas para las aves y no deben usarse sobre aves o cerca de ellas.

Incluso las pinturas acrílicas no tóxicas no deben usarse para pintar casas de pájaros.

Dado que la mayoría de las aves picotean la madera, pueden ingerir sin darse cuenta pintura acrílica en grandes cantidades y esto puede dañarlas.

Otras mascotas

Generalmente, la exposición dérmica a las pinturas acrílicas no suele ser tóxica para las mascotas. Del mismo modo, la ingestión de pintura acrílica en pequeñas cantidades no debería ser tóxica para ninguna mascota, aunque pueden producirse algunas irritaciones leves. Pero la ingestión en grandes cantidades o la exposición a heridas o cortes abiertos puede ser tóxico.

Por lo tanto, debe prestar mucha atención y el cuidado adecuado a su mascota antes y durante la exposición a la pintura acrílica.

En resumen, la pintura acrílica es tóxica para ratas, periquitos, abejas, cacatúas, hámsteres, colibríes, erizos, ardillas, ratones y tortugas.

La pintura acrílica no es tóxica para loros, conejillos de Indias, reptiles, conejos, lagartijas, serpientes, dragones barbudos, conejitos, pollos, geckos leopardo y caracoles.

¿Cómo saber si la pintura acrílica es segura para tu mascota?

Lo primero que debe hacer para saber si la pintura acrílica es segura para su mascota es leer la etiqueta del envase. Ese es el primer lugar desde el que empezar. Mire la etiqueta cuidadosamente para ver si dice que la pintura acrílica es “no tóxica”.

Además, revise la lista de ingredientes para ver si contiene pigmentos dañinos o sustancias que puedan ser tóxicas para su tipo de mascota. ¿Tu mascota lame, muerde, mastica, come o traga? Considere todo esto mientras se enfoca en mantener segura a su mascota.

Algunas pinturas acrílicas no están etiquetadas como «no tóxicas», pero no contienen ingredientes que puedan dañar a su mascota. Mientras que algunas pinturas acrílicas están etiquetadas como «no tóxicas» e incluso afirman no tener pigmentos VOC (compuestos orgánicos volátiles), pero pueden ser tóxicas para su mascota.

En general, las pinturas acrílicas que contienen plomo, biocidas, fungicidas, acetona, amoníaco, formaldehído, cromo, cadmio, manganeso, cobalto y poliuretano no son seguras para su mascota. Debe tener mucho cuidado al manipular tales pinturas acrílicas.

Le aconsejo que lea la etiqueta detenidamente y la use para tomar una decisión más informada sobre qué pintura acrílica es segura para su mascota.

¿Cómo limpiar la pintura acrílica del cuerpo de la mascota?

Aunque es una ocurrencia rara, es posible tener pinturas acrílicas en el cuerpo de su mascota, ya sea por accidente o por pintar intencionalmente. Si esto ocurre, no debe entrar en pánico ya que puede limpiar fácilmente la pintura acrílica del cuerpo de su mascota.

Si la pintura acrílica aún está húmeda, puede quitarla fácilmente con agua jabonosa tibia y una esponja o toallita; recuerde que la pintura acrílica es soluble en agua cuando está húmeda. Si la pintura acrílica se está secando, tendrás que frotar un poco de aceite mineral o para freír en la parte del cuerpo afectada.

Espere unos 10 minutos para que la pintura acrílica se ablande y se afloje antes de lavar bien a su mascota con un jabón suave y agua tibia.

Si la pintura acrílica persiste en la carrocería, intente usar un peine o un cepillo para restregar la pintura. En un caso difícil, es posible que deba recortar el pelaje o el cabello con tijeras o maquinilla, pero hágalo con cuidado para evitar cortar la piel.

La limpieza inmediata de la pintura acrílica del cuerpo de su mascota no solo facilitará la limpieza, sino que también puede ayudar a prevenir cualquier caso de ingestión.

¿Qué tipos de pinturas no son seguras para las mascotas?

Cualquier pintura que no esté marcada como no tóxica no es segura para las mascotas. Cualquier pintura que contenga metales tóxicos pesados ​​o que no esté marcada como «libre de VOC» o «bajo VOC» se considera insegura para las mascotas.

Cualquier pintura que contenga plomo, biocidas, fungicidas, acetona, amoníaco, formaldehído, cromo, cadmio, manganeso, cobalto y poliuretano no es segura para su mascota.

Manténgase alejado de cualquiera de esas pinturas. Si tu mascota está expuesta a estas pinturas por mucho tiempo, puede causarle irritaciones, dificultad para respirar y/o mareos.

Las pinturas al óleo tampoco son seguras para las mascotas porque contienen más VOC (y solventes químicos) que las pinturas acrílicas.

Los COV se evaporan rápidamente y liberan toxinas dañinas en el aire, lo que puede ser peligroso para sus mascotas si las inhalan.

Si desea utilizar pinturas al óleo, hágalo en un área bien ventilada y asegúrese de que su mascota no esté en la misma habitación que usted.

¿Qué debe hacer si su mascota está expuesta a pinturas venenosas?

Lo primero que debe hacer si su mascota está expuesta a pinturas venenosas es llevarla al veterinario de inmediato, ¡no espere!

Si tiene el recipiente de pintura, llévelo con usted o al menos anote el nombre y el fabricante. Esto ayudará al veterinario a tratar mejor a su mascota.

Si su mascota ha estado expuesta a pintura a base de plomo, es probable que el veterinario le dé a su mascota una terapia de quelación. Este es un tratamiento médico que ayuda a eliminar los metales pesados ​​del cuerpo.

Su mascota también puede recibir oxigenoterapia si tiene dificultad para respirar. En casos severos, es posible que su mascota deba ser hospitalizada para observación.

¿Cómo evitar que su mascota entre en contacto con pinturas venenosas?

La mejor manera de evitar que su mascota entre en contacto con pinturas venenosas es mantener todos los recipientes de pintura cerrados y fuera de su alcance. Si está usando pinturas, asegúrese de hacerlo en un área bien ventilada donde su mascota no pueda ir.

También es importante limpiar cualquier derrame de pintura de inmediato, antes de que su mascota tenga la oportunidad de meterse en él.

Si tiene restos de pintura, asegúrese de desecharlos correctamente de acuerdo con las normas locales.

No los vierta por el desagüe ya que esto puede contaminar el suministro de agua.

Para estar más seguro, también puede optar por pinturas seguras para mascotas que están hechas específicamente para usar cerca de las mascotas. Estas pinturas no son tóxicas y no dañarán a tu amigo peludo si entra en contacto con ellas.

Conclusión

La pintura acrílica generalmente es segura para las mascotas si se usa con moderación. Sin embargo, es importante mantener todos los recipientes de pintura cerrados y fuera del alcance para evitar que su mascota entre en ellos.

Si su mascota entra en contacto con la pintura acrílica, asegúrese de limpiarla inmediatamente. Si le preocupa la seguridad de su mascota, también puede optar por pinturas seguras para mascotas que están hechas específicamente para usar cerca de las mascotas.

Estas pinturas no son tóxicas y no dañarán a tu amigo peludo si entra en contacto con ellas.