¿Es seguro comer pintura acrílica?

A veces, la idea de «el mundo entero es tu lienzo» puede tomarse demasiado literalmente. Así, algunos artistas acaban pintando casi todo lo que tienen a su alcance, y esto no excluye el menaje de cocina.

Sin embargo, pintar los utensilios de cocina puede no ser una buena idea. La mayoría de las pinturas tienden a desaparecer cuando entran en contacto con alimentos y bebidas. Los pigmentos pueden incluso entrar en su sistema.

Supongamos que ha pintado su taza favorita con colores acrílicos y ahora ve que la pintura se ha desgastado en ciertas partes. Es natural que preguntes; ¿Es seguro comer pintura acrílica? Bueno, ¿debería siquiera considerar comer pintura acrílica? (la respuesta es no, y ¿por qué?) Este artículo responderá a esa pregunta.

¿La pintura acrílica es tóxica? Sí, lo es. Hay pinturas acrílicas que están hechas con pigmentos no tóxicos. Sin embargo, eso no significa que sean seguros para comer, especialmente cuando se trata de niños pequeños».>David M. Kessler Fine Art

Incluso si los ingredientes de la pintura acrílica no son tóxicos, pueden ser dañinos para nuestros órganos internos. Incluso si se consumen en pequeñas cantidades, pueden provocar semanas de problemas de salud. El punto es que realmente no puedes saberlo, ya que depende de la pintura específica que hayas ingerido y la cantidad.

Algunas personas piensan que provocan irritación cutánea y respiratoria si entran en contacto con la piel, pero hablando por experiencia personal, eso es muy poco probable. Hay múltiples razones por las que estos se consideran inseguros.

Toxicidad

La razón principal por la que no debe consumir pinturas acrílicas de ninguna manera es su toxicidad. Hay muchas marcas de pintura acrílica que vienen con metales pesados ​​dañinos y químicos orgánicos como la metiletilcetona. Estos no deben ser consumidos a ningún costo.

Por otra parte, hay marcas que están etiquetadas como seguras de usar, generalmente las pinturas acrílicas no tóxicas. Incluso en estos casos, encontrará una etiqueta de advertencia en el empaque del producto que le solicita que no aplique la pintura en áreas que estarán en contacto directo con alimentos y bebidas.

Esto solo significa una cosa, etiquetada como tóxica o no tóxica, la pintura acrílica no es perfectamente segura para comer. Deja junto con comer. Debes lavar estas pinturas con agua y jabón una vez que termines de usarlas. Una vez que la pintura acrílica se seca, puede ser difícil de lavar.

Gusto

Otro factor importante es el sabor de la pintura acrílica. No hay pintura acrílica en el mercado que no sea amarga. Ninguna pintura acrílica es orgánica o natural. Todos ellos son mezclas de ingredientes químicos. Y no, es muy poco probable que puedas notar la diferencia entre los pigmentos.

Si alguna vez lo consume, encontrará una capa de pintura acrílica en su lengua. Esto evitará que pruebes la comida correctamente y también hará que tu lengua se sienta pesada.

Digestibilidad

Si estás pensando que podrás salirte con la tuya al consumir pintura acrílica, estás equivocado. Las pinturas acrílicas no son digeribles en absoluto, lo que significa que incluso el más mínimo rastro de pintura permanecerá en tu sistema digestivo durante mucho tiempo.

En el peor de los casos, sufrirá diarrea o intoxicación alimentaria. Ambas condiciones pueden durar semanas. De hecho, algunos pueden incluso experimentar reacciones alérgicas. Por lo tanto, recomendamos encarecidamente evitarlos si es posible.

Aunque no recomendamos pintar los utensilios de cocina con pintura acrílica, hay una manera de hacer que los utensilios de cocina sean seguros para los alimentos.

Para hacerlo, debe seguir tres simples consejos de seguridad. Discutiremos estos pasos en esta sección. Si integra estos pasos en su proyecto de pintura, ¡tendrá utensilios de cocina aptos para alimentos!

Pintalo

En primer lugar, es necesario pintar los utensilios de cocina. Recomendamos elegir cerámica o porcelana ya que absorben mejor la pintura acrílica. Los otros materiales comúnmente usados ​​para fabricar utensilios de cocina no son tan buenos para la pintura acrílica.

Cuando estás pintando, no hay restricciones. Puedes hacer todo lo posible con la creatividad cuando empiezas a pintar. Sin embargo, una vez que termines de pintar, debes dejar que la pintura se seque. Por lo general, deberá dejar que se seque durante la noche. Esto depende mucho de la temperatura y la humedad.

Mantener el objeto en un espacio bien ventilado y encender el ventilador puede acelerar el proceso de secado. Aún así, no recomendamos encender el ventilador justo después de terminar de pintar. El acrílico puede volverse muy líquido en tales casos y la pintura se arruinará por completo.

Cocínalo

Una vez que hayas terminado de pintar y secar los utensilios de cocina, tendrás que hornearlos. Hay varios pasos para este proceso.

En primer lugar, tienes que poner el menaje de cocina en un horno microondas y hornearlo durante dos minutos seguidos. Una vez que termines de hornearlo, sácalo con cuidado y déjalo reposar. Por lo general, toma estos 10-12 minutos para enfriarse.

Asegúrate de usar guantes mientras sacas los utensilios de cocina, o la pintura podría mancharte la piel. Los guantes recubiertos de nitrilo son muy recomendables para esto.

Después de que se enfríe, toque los utensilios de cocina con las manos descubiertas y verifique si la pintura está completamente horneada o no. Si no puede encontrar pintura seca, hornéela por otro minuto.

Sellarlo

Hornear ayuda a que la pintura se adhiera mejor a los utensilios de cocina. Sin embargo, no es suficiente para que sea completamente seguro para los alimentos. Es por eso que en el tercer paso, debe sellar la pintura. El sellado ayudará a que la pintura sea resistente al agua.

Hay toneladas de selladores de calidad alimentaria en el mercado. Estos actúan como la capa superior de la pintura. Una capa de estos y la pintura quedarán completamente selladas.

Después de aplicar el sellador, espere al menos dos horas. Algunos selladores afirman que funcionan después de una hora de aplicación, pero aun así le recomendamos que espere al menos un día antes de servir cualquier alimento o bebida en ese utensilio de cocina, asegurándose de que el acrílico no se esté astillando o que haya algún otro problema. .

Píntalo, hornéalo, séllalo. Estamos a un paso de convertirnos en una canción de Daft Punk.

Hay dos cosas que puedes hacer después de consumir accidentalmente pinturas acrílicas. El camino que tomará depende únicamente de si eran pinturas tóxicas o no tóxicas.

Debe consultar a un médico de inmediato si consume pinturas acrílicas etiquetadas como tóxicas. Los productos químicos de la pintura acrílica tóxica pueden reaccionar mal con los jugos estomacales y pueden provocar diarrea y otras afecciones duraderas. La limpieza de su estómago con productos químicos de limpieza tóxicos puede aliviar la situación.

Por otro lado, si la pintura fue etiquetada como no tóxica, primero debes relajarte. Entrar en pánico puede empeorar las cosas. Entonces, cálmate y borbotea cualquier partícula restante de pintura con tu enjuague bucal.

Después de eso, bebe un vaso de agua. Si es posible, come también algo de comida ligera. Esto ayudará a llevar todas las partículas restantes a su estómago.

Lamentablemente, es posible que eso no acabe con sus problemas. Una vez que las partículas llegan a su estómago, debe esperar y averiguar si se excretan o no. Las partículas de pintura acrílica no se pueden digerir. La única forma de deshacerse de ellos es excretarlos.

Sin embargo, no hay una manera segura de asegurar eso. Si se excretan de su sistema, estará a salvo. Si no es así, es posible que experimente malestar estomacal durante unos días.

La mayoría de los pigmentos de pintura acrílica modernos no son tóxicos, por lo que no debes preocuparte demasiado. Aún así, asegúrese de revisar la etiqueta en el empaque de la pintura.

¿Es segura la pintura acrílica? De nada. Sin embargo, como puede ver, las pinturas con etiquetas de advertencia no tóxicas son mucho mejores en todos los sentidos. Por lo tanto, la próxima vez que reponga sus suministros de pintura, asegúrese de obtener pintura no tóxica. De hecho, le recomendamos que se asegure de que cuando obtenga otros tipos de pinturas, como las pinturas al óleo.

Asegúrese de seguir los pasos mencionados para hacer que los alimentos pintados sean seguros. Si termina consumiendo pinturas acrílicas en pequeñas cantidades, beba mucha agua para que los químicos dañinos lleguen a su estómago. También tenga en cuenta que también existe la posibilidad de que algunas personas sean alérgicas a la pintura acrílica.

En caso de que termines consumiendo grandes cantidades, consulta a un médico. Será una sesión de pintura divertida siempre y cuando mantengas estas reglas simples.