6 razones por las que pintar con acuarela es tan difícil

Cualquiera que haya trabajado con pinturas le dirá que pintar con acuarela es lo más difícil de aprender en comparación con los óleos y los acrílicos. Y aunque los resultados son gratificantes, el propio proceso hace que muchos desistan a mitad de camino. Incluso los artistas que aman dibujar y poseen habilidades profesionales de dibujo se tambalearán ante la pintura de acuarela al principio.

Pero, ¿por qué es tan difícil dominar la pintura con acuarela? Probablemente tiene que ver con el hecho de que no perdona los errores; hay una curva de aprendizaje empinada que contempla la proporción de agua y la fluidez, que en su mayoría proviene del proceso frustrante de la práctica y de cometer muchos errores.

6 razones por las que pintar con acuarela es tan difícil

Repasaremos las razones principales por las que pintar con acuarela es difícil y explicaremos cómo puedes hacer las cosas más fáciles. Hemos enumerado siete razones a continuación.

Razón uno: planificar cada trazo: la pronunciada curva de aprendizaje de la pintura con acuarela

Para cualquiera que haya comenzado a pintar recientemente, este medio de pintura en particular puede ser bastante desalentador porque tiene su propio conjunto de reglas.

Hacer que el boceto sea liviano, esperar hasta que la pintura se seque antes de volver a aplicarla y la naturaleza transparente de los colores son algunas de las cosas únicas a las que debe prestar atención solo en pinturas de acuarela.

No obstante, si uno es consciente de todos estos matices de antemano, puede prepararse mejor para ello. Lo que pasa con la acuarela es que no te lanzas y esperas a que el arte tome su forma. Hay que planificar cada pincelada y no equivocarse.

Es más fácil decirlo que hacerlo, pero ese es el enfoque y la mentalidad que necesita desde sus etapas iniciales, independientemente de cuán desordenado sea su estilo artístico. A medida que aprendas acuarelas, obtendrás una mejor comprensión de estas cosas.

Razón dos: cubrir los errores es difícil: las pinturas de acuarela no perdonan los errores

La razón principal por la que la acuarela es un medio difícil y por la que ser un artista de la acuarela es tan desafiante es que no siempre aprendes de tus errores.

En la pintura al óleo o acrílica, tienes posibilidades de pintar sobre el papel, pero con la acuarela transparente, es bastante difícil borrar y cubrir un error. Exagerar puede arruinar el libro blanco. Por lo tanto, no obtiene muchas repeticiones en comparación con otros medios.

Una cosa que puede hacer para que le resulte más fácil es aplicar pinceladas muy suaves al principio. Una vez que tenga más confianza en su arte, puede aplicar más pintura y pasar a pintar más rápido.

Razón tres: comprender su flujo: fluidez y transparencia de la acuarela

La naturaleza fluida de la acuarela es uno de los primeros obstáculos a los que se enfrentan los principiantes. Como la naturaleza del agua es esparcirse, lo hace exactamente una vez que la pones en el papel. Las partículas de pigmento del color combinadas con el agua crean una forma de arte que es exclusiva de las acuarelas.

Sin embargo, lidiar con esto puede ser confuso para un aficionado. Por lo tanto, los principiantes deben prestar especial atención a sus golpes. Si el cepillo está demasiado húmedo, deben rasparlo o usar un cepillo diferente. Por otro lado, otro error seguido de tener mucho cuidado es hacer trazos conservadores.

«>Estudio de arte de Anne Kerr

La pintura de acuarela debe fluir libremente. Los trazos deben ser fáciles. Ayudaría si no lo esforzaras por miedo a cometer un error. Si tardas demasiado en hacer cada pincelada, se secará la paleta. Pero para prevenirlo, puedes usar una botella de spray.

Razón cuatro: algunos suministros necesarios: papel de acuarela y utensilios

Es posible que un gran calígrafo no necesite elegir su pluma, pero un artista necesita su paleta y papel. Los papeles de acuarela baratos pueden detener tu progreso y desmotivarte. El papel es uno de los aspectos más importantes de las pinturas de acuarela. El papel debe ser lo suficientemente fuerte para soportar los trazos del pincel y la pintura húmeda. Si es demasiado débil, la pintura rasgará el papel y todo tu trabajo se arruinará.

Y si bien debe optar por un papel más grueso cuando trabaje con pinturas de acuarela, el resto de los utensilios no necesitan estar en la categoría costosa. Necesita buenos pinceles, pero lo que es más importante, necesita tenerlos en número.

Usar el mismo pincel una y otra vez deteriorará no solo el papel sino también la calidad de la pintura terminada. Por lo tanto, debe cambiar a un cepillo limpio y seco cuando pueda. El otro must have es una paleta, esponjas, rascadores, liquido para enmascarar, etc.

Razón cinco: después del secado: la imprevisibilidad del medio de acuarela

Puede ser una situación complicada cuando tienes poca idea de tu propio trabajo pero sabes que la mayoría de los artistas de la acuarela pasan exactamente por lo mismo. En la mayoría de las otras pinturas, puede ver la rueda de color exacta con la que está trabajando. El mismo color que eliges es el que pintas en el papel. Pero cuando se trata de acuarelas, lo que pones sobre el papel y el resultado final después del secado puede ser muy diferente.

Los principiantes se sorprenden más al ver esto. Cuando el agua se evapora, la pintura es más clara que cuando la dibujaste. Significa que nunca puedes estar realmente seguro de hacia dónde te diriges.

Y esta pintura se trata de mezclar colores. A menudo, cuando mezcla un color y lo pinta, después del secado, el color es de un tono más claro o diferente. Entonces tienes que rehacer todo. Tendrá que ir y venir antes de poder ejecutar el resultado perfecto.

Una cosa que puede hacer para que sea menos insoportable es antes de pintar directamente sobre el lienzo, mezcle sus colores y déjelos secar en otro lugar para ver cuál es el resultado final.

Razón seis: proporción de agua: comprensión de la proporción de pintura y agua

Nunca puedes comprender o controlar por completo la combinación de agua y pigmento de color, pero una vez que lo aceptas, puedes comenzar a equilibrar tu arte. El mismo problema ocurre al intentar poner pintura en papel. El exceso de agua arruinará el papel y la consistencia. Un pigmento diferente requiere una consistencia diferente, y la técnica de mezcla requiere un agudo sentido de la combinación de colores.

Además, si no está satisfecho con su combinación de colores, tampoco lo estará con la pintura. Existe la posibilidad de que te pongas colores turbios y luego tendrás que corregirlo usando otras acuarelas. Otra cosa a tener en cuenta al mezclar es abusar de la brocha húmeda.

Idealmente, no debes mezclar más de tres colores, y siempre debes cambiar a un pincel seco después. Los restos de pintura anterior o la humedad arruinarán el próximo lote de pintura que mezcle.

Bonus Track – El ‘dilema blanco’

Las acuarelas que son fieles a sus elementos nunca usan pigmento blanco y negro. No hay verdadera pintura blanca en acuarela. Cuando se requiere realce o blanco, se utilizan líquidos y cintas de enmascarar. Pero eso también es una medida para preservar el blanco porque no quieres que las acuarelas húmedas se extiendan por el lienzo.

Si bien la pintura negra es algo común ahora, originalmente, la pintura en blanco y negro no formaba parte de las acuarelas. También es una de las razones por las que pintar con acuarela es tan difícil. Sin blanco ni negro, hay muy poco espacio para resaltar y delinear su arte.

Por lo tanto, el artista debe tener mucho cuidado con los contornos, y eso en sí mismo es uno de los muchos desafíos que un artista debe superar al pintar acuarelas.

Es por eso que anteriormente mencionamos que se requiere una planificación adecuada cuando se usa acuarela. Como necesita preservar sus blancos, debe visualizar dónde caerán sus sombras o dónde serán más brillantes.

Para hacerlo más fácil, siempre se recomienda dibujar usando referencias. Las referencias facilitan la tarea de visualizar, y si tienes una buena referencia, aprendes mucho sobre sombreado, iluminación, saturación, etc.

Para ir concluyendo

Los obstáculos de las acuarelas pueden parecer aterradores, pero una vez que superes la fase de ajuste inicial, te encontrarás aprendiendo uno de los medios de pintura más delicados y frescos.

Finalmente, si todavía te abruma la pregunta de por qué pintar con acuarela es tan difícil, nuestra sugerencia sería que sigas practicando de la manera adecuada. Es decir, debe preparar y planificar los trazos con cuidado. Siga trabajando de esta manera y la coloración con agua ya no será difícil para usted.