Cómo ablandar Lino para cortar (5 métodos fáciles)

Cuando el espíritu creativo ataca, ¡no hay tiempo que perder! Sin embargo, cuando su medio favorito son las impresiones en linóleo, a veces el proceso de creación puede ser laborioso. La frustración nunca es más cierta que cuando se trabaja con linóleo tradicional rígido y obstinado.

Afortunadamente, hay algunas maneras de hacer que su trabajo y su juego sean más fáciles. ¡Suavizar el linóleo reducirá el tiempo de corte, te permitirá ser más intrincado y te ahorrará algunos cortes y moretones!

Para ablandar el linóleo para cortarlo, el mejor método es calentarlo, pero también puedes usar aceite de linaza. Una pequeña cantidad de calor aflojará el linóleo y lo hará más suave, pero demasiado calor hará que se desmorone. El linóleo más suave da como resultado cortes más suaves y fáciles.

¡No vayas a colocar tu lino en el horno todavía! Este artículo explorará cinco métodos sencillos para suavizar su linóleo tradicional sin dañarlo.

Colocar el linóleo sobre un plato calentador lo ablandará efectivamente. Es fundamental definir un plato calentador en este caso. ¡No coloque su linóleo directamente sobre una estufa, una llama o un serpentín caliente!

Use un plato calentador como el que se usa en el negocio de catering. También puedes usar un derretidor de cera para lograr un efecto similar. Querrá proporcionar calor constante, lento y constante para calentar el linóleo, no derretirlo ni quemarlo. ¡Después de calentar durante unos minutos, su linóleo debería estar listo para tallar!

No todos los hogares tienen un plato calentador como el descrito anteriormente. Si estás atrapado en esta situación, ¡prueba con un secador de pelo! Los secadores de cabello funcionan como minipistolas de calor, pero son mucho más suaves, lo cual es fundamental cuando se calienta el linóleo.

Enchufe el secador de pelo y use calor bajo a medio para calentar su linóleo. Trate de no sostener la secadora en un lugar por mucho tiempo. Haz movimientos de barrido largos sobre todas las esquinas y bordes del linóleo. Este proceso puede demorar varios minutos, pero sabrá que está listo cuando el linóleo esté suave y flexible.

Seamos realistas, ¿quién quiere sentarse en el baño durante 20 minutos con un secador de pelo? Tal vez no tengas una placa caliente o un secador de pelo, ¡pero es probable que puedas usar este método! Todo lo que necesitas es un poco de sol y un alféizar.

Si su casa o estudio es relativamente cálido por dentro, colocar su linóleo en una ventana soleada hará maravillas. Permita que el linóleo descanse al sol el mayor tiempo posible. Si el clima es cálido, no debería tomar más de 30 minutos para que el linóleo se ablande.

Si sus ventanas no capturan mucho el sol, puede intentar colocar su linóleo afuera en una mesa o banco soleado. Vigila el linóleo en verano para asegurarte de que no se derrita ni se seque.

Tener un linóleo tibio a mano puede ser el truco si tu inspiración creativa te llega a voluntad. Dejar el linóleo al sol todo el tiempo puede secarlo y dificultar el proceso de corte. Por esta razón, recomendaría buscar otro lugar cálido y oscuro.

Si vive en un clima templado, considere mover el linóleo a un garaje o almacenamiento al aire libre durante los meses cálidos y adentro durante los meses fríos. Si tiene un ático o un lavadero grande, estos lugares tienden a permanecer más cálidos que el resto de la casa, lo que los hace perfectos para almacenar linóleo.

¡Almacenar su linóleo en áreas cálidas lo mantendrá suave y prolongará su vida útil!

Otro método para suavizar el linóleo es usar aceite de linaza. Lino se creó inicialmente a partir de residuos precipitantes de pinturas que contenían aceite de linaza. Eventualmente, la gente transformó la sustancia sólida en pisos, papel tapiz y el arte de linóleo que conocemos y amamos hoy. Así, con un poco de aceite, puedes renovar tu linóleo.

Comience agregando una gota de aceite de linaza en el medio de su linóleo. Frota el aceite con un paño suave y suave o con una camiseta vieja. El aceite penetrará en el material y aflojará las partículas. Este método funciona excepcionalmente bien para linóleo seco y envejecido.

Agregue aceite de linaza antes de uno de los procesos de calentamiento mencionados anteriormente, y cortar todo tipo de formas y curvas se sentirá como un sueño.

El gran arte del linóleo requiere algo más que un linóleo suave. Si bien es posible que no puedan ablandar las hojas de linóleo secas y crujientes, estos consejos aún pueden hacer que el corte de linóleo sea mucho más manejable. Pero también, es posible que desee considerar si sus herramientas son lo suficientemente afiladas: 5 formas de afilar una herramienta de corte de linóleo.

Recuerde la vida útil de Lino

Casi todos los materiales de arte tienen una vida útil esperada. Eso no quiere decir necesariamente que «caducan», pero generalmente se vuelven más complicados de usar cuanto más tiempo permanecen allí. Lino eventualmente se secará y se volverá demasiado difícil de cortar, incluso si lo almacena correctamente.

La mayoría de los linóleos permanecerán en buen estado hasta por 5 años. Lino sigue siendo bueno si está un poco doblado y huele un poco a aceite de linaza.

Usa herramientas afiladas

Todos los trucos de suavizado del mundo no servirán de nada si sus herramientas no cortan. Es normal que las herramientas de corte de linóleo se desafilen debido al uso y desgaste con el tiempo. Afortunadamente, la mayoría de las herramientas de corte de linóleo tienen cabezales de hoja reemplazables que son asequibles. Entonces, si sus herramientas se resisten a su linóleo, asegúrese de reemplazar o afilar las cuchillas.

Mueve el linóleo mientras cortas

Este consejo viene principalmente con la práctica, pero es de gran ayuda para hacer cortes suaves y concisos. En lugar de mover la mano por las curvas, mueva el bloque de linóleo. Este proceso será más sencillo si colocas el linóleo sobre un material como el papel para que no se pegue a la mesa.

Siempre debe cortar lejos de su cuerpo y sus dedos por su seguridad.

Limpie adecuadamente entre impresiones

Si está trabajando en una impresión artística de varias capas, limpie la tinta correctamente entre impresiones. Puede usar agua para quitar la tinta, pero asegúrese de no mojar la parte posterior del linóleo.

Algunos artistas confían en el aceite de bebé o el aceite vegetal para evitar que se seque el linóleo y pueden mantenerlo suave durante un rato.

Lo más importante, no use ningún tipo de jabón para platos o jabón de manos para lavar la tinta. El jabón despojará rápidamente al lino de sus aceites naturales y secará el bloque.

Si desea visualizar dónde está cortando, no lave la tinta por completo hasta que haya realizado la siguiente capa de cortes.

Prueba un linóleo moderno y suave

Una parte hermosa de vivir en la era moderna es que las cosas mejoran constantemente. Muchos artistas prefieren el linóleo tradicional por su historia y capacidad para realizar cortes precisos, pero el linóleo moderno de fácil corte puede ahorrarle tiempo y esfuerzo.

El linóleo de fácil corte se puede encontrar en las tiendas de manualidades de todas partes y tal vez sea justo lo que necesita para comenzar a imprimir sus ideas lo más rápido posible.

¡Usar uno de los seis métodos que he enumerado aquí puede ahorrarle tiempo y dinero! Incluso si cree que ya pasó la vida útil, su linóleo puede recuperarse perfectamente con un poco de aceite de linaza y sol. ¡Suaviza tu linóleo y prepárate para dar rienda suelta a tu creatividad de vanguardia!

RELOJ – Linograbado: impresión de detalles finos: ¡haga justicia al corte con la técnica correcta!

Laura Boswell»>