¿Deberías hacer copias de tu arte? Cómo decidir

El arte imita a la vida, y la vida imita al arte. La belleza de la obra de arte radica en lo vasta y subjetiva que puede ser. No hay respuestas correctas o incorrectas.

Hacer impresiones de su arte es puramente subjetivo y se basa únicamente en lo que el artista considera adecuado para su viaje artístico. Mientras que algunos pueden verlo como algo que puede devaluar su arte, otros lo ven como algo que puede hacer que su trabajo sea más accesible y aumentar su popularidad comercial.

Este artículo profundizará en las impresiones artísticas y si un artista debe o no hacer impresiones de su arte. Con suerte, esto te ayudará a decidir qué quieres hacer con el tuyo.

Impresiones versus originales

Una impresión artística es una copia de una obra de arte original que se puede convertir en varios materiales utilizando varios materiales. Las impresiones siempre son mucho menos costosas que sus contrapartes originales y pueden contener «menos» del artista. Por ejemplo, una pieza original casi siempre tendrá la firma del artista, mientras que una impresión podría no tenerla. Si desea pensar en la firma en las impresiones, tenemos una guía rápida sobre cómo etiquetar sus impresiones de grabado (4 formas fáciles)

También pueden ser mucho más pequeños en tamaño y de menor calidad. Sin embargo, las impresiones son extremadamente populares y han dado forma a una parte considerable del mundo del arte tal como lo conocemos.

Razones para hacer impresiones de su arte

Hay muchas razones por las que puede decidir hacer impresiones de su arte, que incluyen:

  • Hacer que las obras de arte sean más accesibles y, por lo tanto, más populares para aquellos que probablemente no pueden permitirse comprar la pintura original. anuncios
  • Dado que no todo el mundo tendrá los medios financieros para obtener la obra de arte original, tener impresiones rasca la picazón de poder tener una copia física de la misma (a pesar de no ser original) para verla o decorarla como se desee.
  • Si eres bueno, eres bueno. Si ya es un artista aclamado y ha dejado su huella en el mundo del arte, hacer copias de su trabajo no puede dañar su reputación ni restarle valor a su arte.
  • Si realiza una cantidad limitada de impresiones de su arte (por ejemplo, solo cien), incluso estas impresiones «insignificantes» adquieren un valor increíblemente alto después de que haya pasado suficiente tiempo. Su precio también aumentaría significativamente ya que pueden volverse tan escasos como la obra original, especialmente si el artista se vuelve más famoso para entonces.
  • El arte es una inversión. Si está más interesado en ganar dinero rápido, la impresión es el camino para usted, ya que puede garantizar que más personas acudan a su trabajo y lo compren. Por otro lado, si crea una pieza sin impresiones, su valor monetario será mayor, pero puede llevar mucho más tiempo encontrar un posible comprador y, por lo tanto, tardará más en beneficiarse de ella.
  • Si, por alguna razón, desea conservar esa obra de arte original para usted, hacer impresiones será la forma en que puede comercializarla y popularizarla sin perderla.

Razones para no hacer impresiones de tu arte

Por otro lado, también existen razones válidas para no realizar copias de su trabajo, entre ellas:

  • Algunos artistas creen que si su trabajo fuera accesible para todos, su valor disminuiría significativamente debido a que está muy extendido. Ninguna copia de él lo hace escaso y mucho más valioso como obra de arte.
  • La “única perspectiva”. Las obras de arte sin impresiones tienen un valor excepcionalmente alto (tanto monetario como intrínseco) y tienden a ser más caras ya que no están tan comúnmente disponibles. Obtener una pieza que nadie más tiene le asegura que tiene una pieza única que es puramente para usted. Sin compartir
  • Como los tiempos han cambiado, el mundo de la impresión también ha evolucionado. Viviendo en la era digital, un mundo donde es tan fácil hacer copias de casi cualquier cosa, junto con la mayor calidad del trabajo duplicado, puede ser mucho más difícil distinguir el original de la falsificación. Por lo tanto, no hacer copias de su trabajo puede asegurar la integridad de su obra y preservarla como “la única” pieza original.
  • Las impresiones son mucho más bajas en calidad que sus contrapartes originales. Ya sea el color, la textura o el aspecto general, una impresión o una copia nunca coincidirán con la realidad de una obra original. A aquellos que no están tan interesados ​​no les importará, pero haría una gran diferencia para el observador entusiasta.
  • Las pinturas pueden ser costosas. Puedes asegurarte de que quien finalmente compre tu obra sea un verdadero fan y amante de la obra en lugar de hacer una impresión asequible donde se compra porque es más barata y no porque el comprador sea un auténtico amante del arte.
  • ¿Es lo mejor para el medio ambiente? En algunos lugares, el material utilizado para las impresiones brillantes no se puede reciclar; el papel satinado utilizado para imprimir fotografías no se puede reciclar.

Albrecht Dürer y su influencia en el mundo del arte

Albrecht Dürer para los alemanes es el equivalente de Leonardo Davinci para los italianos. Fue pintor, escritor y grabador durante el renacimiento alemán. Saltó a la fama e hizo la mayor parte de sus ganancias vendiendo copias de sus obras de arte.

Puede ser considerado como el padre (si no una figura muy prominente) en el grabado que allanó el camino para que los artistas posteriores a él recorrieran este camino y popularizaran los grabados. Además, los grabados se convirtieron en una importante herramienta de comunicación para la difusión de imágenes religiosas, ciencia, ejemplos arquitectónicos, y estos fueron fácilmente transportados por todo el mundo. Una de sus obras más famosas es “Manos que oran”.

Sin embargo, no olvidemos que las técnicas de impresión existen desde mucho antes de Durero. Su mayor logro fue aumentar el estatus de la xilografía de una sola hoja (una imagen que se vende por separado).

Algunas de las impresiones de arte más populares en este momento

Naturalmente, el mundo del arte está en constante expansión. Todos los días, artistas de todo el mundo crean toneladas de nuevos diseños. Sin embargo, algunas obras han cimentado su lugar en el mundo del arte. Las impresiones de arte más famosas son:

  • Todo es bonito de Andy Warhol.
  • Entre las hojas de Emma Brownjohn.
  • Indigo Rock 17 de Jen Garrido.
  • Adiós a la ira de Leonid Afremov.
  • Luskentire de Bluebellgray.
  • Equilibrio de Doug Chinnery.
  • Esperando de Hannah Cole.
  • En la quietud de Kathy Ramsay Carr.
  • La gran ola de Kanagawa de Katsushika Hokusai.
  • Noche estrellada de Van Gogh.
  • Tormenta en el mar de Galilea de Rembrandt.

Para ir finalizando

La impresión es un arte asequible a las masas. El trabajo original es mucho más exclusivo para un grupo selecto de personas. Si decide hacer impresiones de su trabajo o no, depende totalmente de usted y de cómo quiera dar forma a su viaje como artista.

MIRA: ¿Cuándo deberías hacer impresiones artísticas de tus originales?

David M. Kessler Bellas Artes»>