¿Se pueden restaurar las pinturas al óleo desteñidas?

Si bien las pinturas al óleo se usaron para crear una gran cantidad de obras maestras creativas del mundo, el hecho de que su color se desvanezca y disminuya con el tiempo a menudo representa una razón seria para preocuparse. Por lo tanto, no sorprende que los museos, las galerías y las salas de exhibición tengan salas con clima controlado que son monitoreadas constantemente por empleados bien capacitados, listos para actuar ante el más mínimo cambio en la apariencia de la pintura.

¿Se pueden restaurar las pinturas al óleo desteñidas? Los restauradores competentes pueden hacer maravillas cuando se trata de devolver pinturas descoloridas o dañadas a su antigua gloria, asegurándose de que solo se realicen los retoques necesarios en partes específicas de la pintura. Incluso si las imágenes descoloridas no se pueden restaurar por completo, la conservación puede hacer que se vean significativamente mejor.

Teniendo esto en cuenta, en esta Análisis intentaremos explicar por qué las pinturas al óleo se desvanecen, qué se puede hacer al respecto y cuánto costará revertir el daño.

¿Por qué se desvanecen las pinturas al óleo?

El color de una pintura al óleo comienza a cambiar en el momento en que el artista la completa. Debido a la variedad de pigmentos utilizados, algunos tonos son naturalmente propensos a desvanecerse. Sin embargo, con el tiempo, todos los colores se desvanecen, se oscurecen o se vuelven más translúcidos. Tal cambio es lento, abarca décadas o incluso siglos, pero es inevitable.

Cuando se exponen a la luz, los pigmentos de tintes orgánicos como el rosa loco y el índigo perderán color lentamente. Como resultado, el follaje verde en las pinturas de flores de los viejos maestros puede parecer azul debido a la pérdida de color de un esmalte de gamboge amarillo basado en resinas vegetales.

Aunque los colores al óleo modernos son bastante buenos y no se deslustran fácilmente debido a la tecnología avanzada involucrada, es prudente evaluar la característica de resistencia a la luz del pigmento de color de una pintura. Los pigmentos de color de Grado I y Grado II son reconocidos por tener una gran calidad de archivo y, si se cuidan adecuadamente, encantarán a la audiencia durante años, incluso con un mantenimiento mínimo.

Los colores de una pintura al óleo también pueden parecer desteñidos después del secado, que es un proceso que puede llevar desde unos pocos meses hasta un año. La apariencia viva de los colores se restaurará al barnizarlos. El vidriado, una técnica que consiste en aplicar una nueva capa delgada de pintura al óleo sobre una capa ya seca para agregar profundidad y riqueza a las pinturas al óleo, podría ayudar de manera eficiente a una pintura al óleo cuyos colores se atenuaron.

Sin embargo, algunos artistas barnizan las pinturas al óleo demasiado pronto, lo que hace que el barniz se mezcle con la pintura y se vuelva imposible de quitar sin arruinar la imagen. Como resultado, las pinturas al óleo pueden desvanecerse y volverse opacas con el tiempo y, a veces, no se puede hacer nada para restaurarlas.

Los contaminantes en el medio ambiente también pueden afectar el tono del color. Por ejemplo, el sulfuro de hidrógeno en el aire convierte la pintura blanca a base de plomo en sulfuro de plomo negro. Los barnices de resinas naturales, que tradicionalmente se han utilizado para proteger las obras de arte, envejecen y se oscurecen con el tiempo, dificultando la visualización de la imagen en un cuadro y alterando el equilibrio tonal.

Además, el polvo que puede oscurecer la imagen se deposita en las pinturas con el tiempo. Otros tipos de suciedad, como el hollín y el alquitrán de tabaco, también se acumularán en la superficie de pintura. Aunque la mayor parte de la suciedad puede eliminarse con cuidado, los daños causados ​​por el hollín y el humo pueden alterar permanentemente el tono de una pintura, especialmente si el soporte no está imprimado o la pintura no está pulida.

Finalmente, la pintura se vuelve más amarilla y pálida con el tiempo debido a la acidez que está naturalmente presente en el lienzo. Para evitarlo, se recomienda utilizar una lona libre de ácidos. A muchos pintores les gusta usar telas 100 por ciento de algodón que no contengan ácidos. Lo mismo ocurre con el encuadre de la pintura. Aunque el lienzo sea de excelente calidad, si el marco es ácido, puede dañar la pintura. Por lo tanto, antes de decidir enmarcar su obra de arte, es mejor investigar un poco sobre los materiales para enmarcar en lugar de comprar uno de improviso y arrepentirse más tarde.

¿Puede la luz del sol dañar las pinturas al óleo?

Dejar la pintura en un ambiente cálido durante un período prolongado de tiempo eventualmente dañará la pintura al óleo. Cuando la pintura al óleo se calienta, ya sea desde una ventana iluminada por el sol, o si la pintura se colocó cerca de otras fuentes de calor, como cerca de un fuego o una chimenea, se produce una reacción química que provoca el oscurecimiento y el deterioro de la superficie de la pintura. Como resultado, los colores se alteran, lo que puede ser visible a simple vista.

La exposición a los rayos ultravioleta también puede dañar las pinturas al óleo. Algunos pigmentos son por naturaleza susceptibles a la radiación ultravioleta, los ácidos y las bases, lo que hace que los colores de la pintura se desvanezcan si se exponen a cualquiera de estas circunstancias. Debido a que la radiación ultravioleta está naturalmente presente en la luz del sol, exponer una pintura que contiene pigmentos sensibles a la luz solar directa puede hacer que los colores se vuelvan opacos.

Si bien la mayoría de las pinturas al óleo se mantienen en el interior, corren el riesgo de verse filtradas por la luz solar, que se considera menos destructiva que la luz solar directa, pero puede hacer que algunos colores específicos de la pintura al óleo se desvanezcan. Peor aún, podría causar que el barniz se decolore.

Debido a que el detrimento tarda en manifestarse, la mayoría de las pinturas al óleo no sufrirán daños significativos en un corto período de tiempo. Obviamente, si tiene un tesoro familiar o una obra de arte que tiene mucho valor sentimental para usted, evite exponerla a la luz del sol. Por otro lado, si es una pintura que no te importa tanto, acepta la realidad de que podría dañarse con los rayos del sol y disfrútala mientras dure.

¿Qué tipo de daño se puede restaurar?

Lo más importante que debe saber cuando se trata de su pintura al óleo es que ningún cuidado puede evitar que se deteriore. Sin embargo, una buena y oportuna conservación y restauración puede prolongar significativamente la vida de su obra de arte.

Los conservadores de pintura, que han recibido una formación específica y tienen años de experiencia, pueden ayudarle a conservar su obra de arte durante el mayor tiempo posible. Pueden ayudarlo no solo con el mantenimiento general de la pintura, como la eliminación de polvo y suciedad, sino también con la reparación del efecto de muchos percances trágicos, por ejemplo, daños por agua, humo y calor, grietas y otros daños.

Los conservadores pueden restaurar pinturas que hayan sido dañadas en un 50% o menos sin disminuir su valor, siempre que el daño no perjudique fundamentalmente la obra original.

Las pinturas pueden dañarse de varias maneras dependiendo de las condiciones. Si bien cualquier tipo de daño en la pintura es indeseable, una parte significativa puede repararse. Es un procedimiento lento que también es una forma de arte en sí misma. Aunque los tipos de daños difieren significativamente, todos se clasifican en una de dos categorías: estructurales o estéticos.

El almacenamiento en un ambiente inadecuado, el deterioro del material o los malos procedimientos de manejo pueden causar daños estructurales. La intervención humana se incluye en esta categoría, y es un fuerte contendiente por causar el mayor daño al arte. El daño estético o cosmético es causado por barnices viejos que causan decoloración o descamación de la superficie de la obra de arte.

Uno de los errores más comunes en la pintura ocurre cuando la pintura de una parte de un óleo o una acuarela se esparce o se derrama en la región adyacente, lo que coloquialmente se conoce como sangrado. Después de que la pintura se ha expuesto a la humedad, el barniz de la pintura se vuelve borroso o monótono, dando la impresión de que la obra de arte está húmeda o nebulosa.

Si no limpia sus pinturas con los instrumentos adecuados, la fricción entre la pintura y las herramientas de limpieza puede raspar la pintura y causar abrasiones, por lo que su pintura parecerá rayada o tendrá pequeñas secciones de pintura que se hayan limpiado. Las abrasiones también pueden ocurrir si el marco de la pintura entra en contacto con la pintura.

Las pinturas al óleo pueden desarrollar grietas, que pueden aparecer en la superficie de la pintura en las formas o formas más extrañas. Si bien la edad es la causa más común de estas grietas, las interacciones entre el lienzo y las capas de la pintura también pueden provocar este tipo de daño, también conocido como craquelado.

«>Este es el primero de un video de dos partes de la restauración de una pintura al óleo por parte de un aficionado.
willy dahm

Algunas personas pueden intentar reparar el daño por su cuenta, pero puede ser una tarea difícil para manos inexpertas. Sin embargo, la buena noticia es que todos estos problemas, y más, se pueden resolver con el toque mágico de un profesional.

¿Cuánto cuesta reparar una pintura al óleo?

Más allá de preservar los materiales originales, los conservadores consideran que la restauración incluye casos en los que se necesitan rellenos, colores o revestimientos para reemplazar un componente faltante de la obra de arte. Los conservadores también se enfrentan al vicio inherente, que ocurre cuando el medio del artista es incompatible con los revestimientos utilizados por los conservadores de arte en la restauración. Debido a que los artistas actuales y contemporáneos utilizan acrílicos experimentales, que son más delicados que los óleos, este problema es más común.

Tal habilidad requiere mucho tiempo y, a menudo, mucho dinero. Los museos, por ejemplo, tienen dispositivos de rayos X que permiten a los conservadores examinar las obras de arte debajo de la superficie para documentar su condición y calidad. Las cámaras infrarrojas pueden costar entre €50,000 y €100,000, aunque algunos equipos, como las cámaras réflex de lente única, son menos costosos y cuestan alrededor de €1,000.

Los conservadores independientes no tienen acceso al equipo técnico que tienen los museos. En cambio, pagan para que las muestras se envíen a un laboratorio para su análisis científico, que luego se agrega al precio final de reparación de la obra de arte.

Los conservadores deben presentar una propuesta de tratamiento junto con estimaciones de costos y un informe sobre sus hallazgos, que el cliente debe firmar antes de que pueda comenzar cualquier tratamiento. Según el tamaño y el estado de la obra de arte, el precio de la restauración puede variar desde unos pocos cientos de euros para limpiezas básicas de pinturas en propiedad personal, hasta varios miles de euros para proyectos más elaborados.

¿Cómo evitar que las pinturas al óleo se desvanezcan?

Debido a que la exposición prolongada al calor y la luz solar es más probable que cause la decoloración de las pinturas al óleo, definitivamente se debe evitar colocar la pintura al óleo en áreas de calor intenso, humedad y sequedad, como inmediatamente debajo de radiadores, acondicionadores de aire, humidificadores, conductos de calefacción y especialmente sobre chimeneas calientes y encendidas. Además, cuando busque un lugar ideal para colgar su pintura al óleo, manténgase alejado de baños y baños sin ventilación y cocinas muy usadas.

Pero, ¿y si tuvieras el corazón puesto en colgar esa pintura perfecta en la parte soleada de tu apartamento? Si no quiere que el sol influya en sus decisiones de diseño, enmarque su pintura con acrílico con filtro UV en lugar de vidrio. Es realmente más liviano que el vidrio y evitará que su obra de arte se amarillee o se desvanezca bajo la luz directa del sol.

Otro consejo importante a la hora de mantener las pinturas seguras sería colocarlas en lugares abiertos con suficiente circulación de aire para mantenerlas seguras. Una habitación cerrada o húmeda, por otro lado, provoca un flujo de aire deficiente y la acumulación de humedad detrás de las pinturas, lo que puede provocar el crecimiento de moho, la infestación de insectos, la descomposición y la decoloración.

El uso de un plumero suave para desempolvar y limpiar su obra de arte con regularidad puede prolongar la vida útil de su pintura al óleo favorita. Si no se toca durante un período de tiempo prolongado, no solo se manchará la belleza de la obra de arte, sino que también se adherirá polvo a las pinturas al óleo, lo que podría requerir una limpieza profesional.

Puede parecer un consejo obvio, pero siempre debe usar guantes de algodón cada vez que entre en contacto con sus pinturas o superficies de marcos acrílicos. Si no lo hace, corre el riesgo de dañarlos al exponerlos a sus huellas dactilares y aceites naturales.

Por último, pero no menos importante, se recomienda encarecidamente una capa final de barniz para proteger las pinturas al óleo y aislar la superficie de la pintura de la suciedad, el polvo, el hollín, el monóxido de carbono y los rayos UV. Aún mejor, un barniz puede darle a todo el retrato al óleo una textura más uniforme al suavizar las transiciones entre las áreas brillantes y mate que ocurren durante el proceso de pintura.